Seleccionar página

 

Los smartphones siguen avanzando y en tendencia, cada vez pagamos más por adquirirlos y los nuevos modelos sustituyen a los “antiguos”. Una demanda masiva que el mercado responde con una superproducción de smartphones de todas las marcas y modelos. El caso es que estos móviles son mucho más frágiles que los que nos vendían hace 10 años, casi irrompibles.

Nuestra única preocupación cuando caía nuestro teléfono era volver a montar la batería, la carcasa y encenderlo de nuevo, mientras que ahora una caída supone llevarse las manos a la cabeza pensando en la factura de reparación. Pero hoy nos vamos a centrar en una muerte silenciosa: la de nuestra batería.

Detectando problemas en la batería

Su vida útil no es ilimitada, pero con los cuidados necesarios podemos alargarla al máximo posible y disfrutar de un mejor rendimiento. Hablaremos de dichos cuidados en otro momento y hoy nos centraremos en conocer el estado de la batería. Para una revisión completa debemos seguir los siguientes métodos:

Observando los saltos de nivel en la carga y descarga

Un claro ejemplo muy común de una batería que está dañada es observar saltos de nivel en la carga o descarga de nuestro smartphone.

Comprobar el estado de la batería
El nivel de batería es el número que nos indica el porcentaje total de capacidad de carga de nuestra batería que se encuentra cargado y disponible para su uso. Este número siempre debe aumentar (en carga) y disminuir (en descarga) de uno en uno. Si lo hace de dos en dos o incluso en saltos más grandes este será un claro síntoma de que nuestra batería está dañada y seguramente irá a peor poco a poco.

En algunas baterías dañadas también podemos observar que el dispositivo se apaga antes de que el nivel esté en su límite más bajo, es decir, el 0% o el 1%. Éste sería otro síntoma de que toca reemplazarla.

Desde el menú secreto de Android

Para acceder a este menú con información sobre la batería, debemos tener un teléfono Android y acceder al marcador de teléfono para escribir la clave: *#*#4636#*#*

Acto seguido nos aparecerán estadísticas que debemos saber interpretar, como la escala de la batería, la temperatura y el voltaje.

  • La primera de éstas nos habla directamente de la salud, que debe comprender entre el 80 y el 100 para que no debamos preocuparnos.
  • La temperatura también es un buen indicador de la salud de nuestra batería, que rondará los 36 grados, pudiendo llegar a los 45 tras un buen rato de uso, lo que se considera un sobrecalentamiento.
  • Terminamos con el voltaje, que puede variar para distintos modelos de baterías. Debemos consultar el voltaje que nos indica el fabricante para ver si coincide con el que nos indica el menú secreto de Android.

Pero el menú secreto de Android no está disponible en todos los modelos, por lo que, si es nuestro caso o si tenemos un iPhone, hay cientos de aplicaciones que nos indican estos mismos valores.

Observándo físicamente la batería

Los daños más evidentes se ven a simple vista, lo más típico sobre todo en verano es que las baterías se inflen. Esto es fácil de ver si la observamos de canto o si la ponemos sobre una superficie plana y lisa y la giramos como si fuera un trompo, si está inflada girará sobre sí misma.

También debemos observar las pequeñas piezas metálicas que tienen las baterías en los conectores, pueden estar oxidadas. Analiza tu batería en busca de imperfecciones para conocer su estado

Si este artículo te ha resultado útil háznoslo saber compartiéndolo en tus redes sociales.

 

×
Hola!! Bienvenido 2stapps.com

¿En qué podemos ayudarte?

Pin It on Pinterest